FESUC advierte a diputados sobre la necesidad del Derecho a Alerta Profesional

20/12/2017

 

 

 

Los denunciantes de casos de corrupción en entornos corporativos o en empresas públicas quedan expuestos a las presiones de la empresa a la cual denuncian, lo que complica que existan más denunciantes y se tienda a ocultar la situación.

 

Miedo a las represalias, perder el trabajo, la existencia de listas negras y acciones de amedrentamiento por parte de superiores jerárquicos, son algunas de las condiciones que enfrentan los denunciantes de casos de corrupción en Chile al no tener una norma que proteja adecuadamente a quien proporcione antecedentes.

 

En el marco de su exposición a la Comisión Especial Investigadora de Uso de Recursos de Codelco, FESUC advirtió la necesidad de legislar al respecto del derecho a alerta profesional, el que entienden como una serie de mecanismos que permitan la protección de los denunciantes de casos de corrupción e irregularidades en empresas.

 

La condición de los denunciantes es precaria en Chile ya que no existe un cuerpo legal que proteja a quien revela secretos ni casos de corrupción.

 

En muchos casos lo que ocurre luego de la denuncia es el hostigamiento, el aislar al trabajador, desacreditarlo, despedirlo e incluso luego ingresarlo en listas negras, desde donde es muy difícil que pueda ser contratado en otras empresas del rubro.

 

El término en inglés es para los denunciantes es Whistleblower, que en traducción no literal desde el inglés es la figura del alertador, quien como funcionario de empresas públicas o privadas da a conocer delitos, peligros o fraudes que están siendo silenciados.

 

En el caso de Codelco, trabajadores han denunciado, por ejemplo, el robo de concentrado de División Salvador.

 

Codelco despidió a los denunciantes, funcionarios de Codelco, Manuel Meriño y Daniel Lecaros, quienes avisaron en correos a sus jefaturas del desfalco y sin embargo, ejecutivos de la empresa decidieron despedirlos y acudieron al Consejo de Defensa del Estado para que se querellase en contra de ellos.

 

Finalmente, no prosperó la demanda en contra de los ex trabajadores, que sin embargo no fueron reincorporados.

 

Lo acontecido deja una mala moraleja para quienes pretendan denunciar hechos corruptos: mejor callado y con trabajo, que denunciar y ser despedido por hacer lo correcto.

 

Por esto, desde Fesuc recalcan la importancia de un derecho alerta profesional que permita denuncias de hechos irregulares y proteja a los denunciantes, para evitar todos los perjuicios que pueden afectar al trabajador .

 

 

 

 

  

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

1/13

- CONVENIOS -

27.10.2020

Reconstruir mejor después de la pandemia para fomentar la resiliencia frente a futuras crisis requiere solidaridad internacional y una mayor protección social para todos, tanto para las personas en situación de pobreza o marginadas, como para las que...

26.10.2020

El "futuro del trabajo" ya era un tema importante antes de la pandemia, con la automatización y los cambios tecnológicos afectando al mercado laboral. Esos cambios se han acelerado, según el Foro Económico Mundial.

(Elmostrador.cl) "El número de horas...

Please reload

FESUC © 2020

José Miguel de La Barra 480, oficina 801 Santiago, Chile  |  Teléfono: +56 2 22506440  |  fesuc@codelco.cl

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle