FESUC © 2020

José Miguel de La Barra 480, oficina 801 Santiago, Chile  |  Teléfono: +56 2 22506440  |  fesuc@codelco.cl

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle

1° de mayo: Día de los trabajadores y trabajadoras

3/5/2019

 

El 1º de mayo de cada año se conmemora el Día Internacional del Trabajador y la Trabajadora, esto en homenaje a los "Mártires de Chicago", un grupo de sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en 1886 en Estados Unidos por realizar un reclamo laboral muy particular (y vigente hasta nuestros días): la reducción de la jornada laboral a 8 horas, ya que solían trabajar hasta 16 horas diarias.

 

Ante la presión de las paralizaciones, el presidente de Estados Unidos de ese entonces, Andrew Johnson, promulgó una ley que establecía las 8 horas de trabajo diario. Sin embargo,  el sector empresarial no la aceptó, por lo que los trabajadores de la ciudad industrial de Chicago iniciaron una huelga el 1º de mayo. El movimiento, liderado por Albert Pearsons, juntó a más de 80 mil trabajadores, y fue calificado como "indignante e irrespetuoso (...) delirio de lunáticos poco patriotas". Para los que lo criticaban, el pedido era "lo mismo que pedir que se pague un salario sin cumplir ninguna hora de trabajo".

 

El conflicto se extendió a otras ciudades y terminaron parando más de 400.000 obreros en 5.000 huelgas simultáneas. Tanto el gobierno como el sector empresarial creían que estaban ante el inicio de una revolución anarquista. La fábrica McCormik de Chicago no reconoció la victoria de los trabajadores y el 1º de mayo la policía disparó contra los manifestantes en las puertas de la empresa. Los días siguientes murieron más trabajadores hasta que el cuarto día estalló una bomba contra las fuerzas policiales en un suceso conocido como "el atentado de Haymarket".

 

El 21 de junio comenzó el juicio a 31 obreros acusados de haber sido los presuntos promotores del conflicto. Condenaron a dos de ellos a cadena perpetua, uno a 15 años de trabajos forzados y cinco a la muerte en la horca. Estas 8 personas se convirtieron en los Mártires de Chicago, y en su conmemoración se declaró que el 1° de mayo sería el Día Internacional del Trabajador.

 

En Chile: Desafíos laborales y tecnológicos

 

En materia laboral, sabemos que hay grandes y nuevos desafíos a los que debemos enfrentarnos, que están cambiando las características del mundo del trabajo; fenómenos como la automatización, robotización, incorporación de nuevas tecnologías, digitalización e inteligencia artificial, no son debates del futuro, son desafíos que caminan con nosotros en este tiempo. No somos ingenuos y no podemos pretender que se detengan los cambios porque nosotros no nos hagamos cargo. Nos preocupan, tanto como al mundo empresarial, estos debates y queremos ser protagonistas de estos procesos, pero a diferencia de lo que algunos pretenden imponer, para nosotros el debate no es sobre mayor flexibilidad, es sobre todo respecto de la calidad del empleo y sobre los mecanismos que como país desarrollaremos para permitir que el avance tecnológico no profundice la desigualdad en el mundo del trabajo. Sabemos que la denominada revolución 4.0 llegó para quedarse y nuestro debate como país no es cuándo llegará sino de qué manera impedimos que sean unos pocos los que se beneficien de ello.

 

Comprender los desafíos de futuro, no nos hace olvidar nuestras demandas históricas por más dignidad y mejor distribución de los recursos que nosotros mismos generamos. Los trabajadores hemos sido, somos y seremos la principal riqueza de cualquier sociedad, los nuevos desafíos de la revolución 4.0 no nos quitan esa naturaleza, sino que nos obligan a profundizarla. Hasta ahora, un elemento distintivo en nuestro país, es que se automatizan labores que ya han sido precarizadas, por ejemplo vendedores en el sector retail, cajeros en el supermercado, autoservicio para pesar alimentos; o como ocurre en el caso de la línea 6 del metro, donde no hay una sola persona que intermedie entre el pasajero y el carro del tren. Si miramos estos ejemplos, son precisamente las labores externalizadas de las empresas las que se han automatizado de manera más rápida. Resulta legítimo, entonces, asumir este debate con todas las implicancias que tiene, no solo respecto de productividad sino también del cómo no dejar a nadie fuera.

 

El debate no es sobre más o menos flexibilidad, pues nuestro país ya cuenta con suficiente flexibilidad hoy. El debate es sobre trabajo decente y condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras. Vinculado con estos desafíos, debemos discutir de manera urgente, y mucho más efectiva, sobre formación para la vida y el trabajo. Ya no es posible seguir hablando de capacitación sin que ello este estrechamente vinculado con el desafío de la educación en nuestro país. Ha llegado el momento de hacernos cargo de una política de formación continua y un sistema nacional de intermediación laboral que esté a la altura de los desafíos que tenemos.

Frente al anuncio de que oficios, labores y profesiones tienen potencial riesgo de desaparecer y nuevas áreas se desarrollarán, la única manera de hacer un tránsito inclusivo es que el estado y los actores del mundo del trabajo nos atrevamos a debatir sobre ello, pero también sobre lo que nunca nos hemos atrevido a debatir de conjunto hasta ahora: nuestro modelo de desarrollo y nuestras expectativas de crecimiento a largo plazo.

 

Enfrentar los nuevos desafíos del mundo del trabajo, sin mirar el tipo de desarrollo que estamos promoviendo, sin revisar si nuestro actual modelo es capaz de responder a estos nuevos desafíos, sería un error garrafal. Creer que el problema es solo más y mejor capacitación o diálogo con las empresas para saber qué y cómo automatizaran, sería hacer una lectura muy limitada. Debates sobre nuevas tecnologías y revolución tecnológica es hablar también y en primer lugar del para qué, qué sentido tiene estos avances y qué tipo de sociedad es la que aspiramos construir a partir de estas nuevas oportunidades. En este debate no pueden estar ajenos los trabajadores, pues es nuestra dignidad y nuestras oportunidades lo que se juega en estos cambios.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

1/13

- CONVENIOS -

15.01.2020

Tres de cada cuatro personas apoya cambiar la actual Constitución de cara al plebiscito que se realizará el próximo 26 de abril, concluyó la nueva encuesta Cadem que, en esta oportunidad abordó también qué tipo de cambios espera la ciudadanía.

Mientra...

15.01.2020

La gigante de cobre vendió US$1.000 millones en bonos a 10 años que rendirán 1,35 puntos porcentuales por encima de los bonos del Tesoro de EE.UU., luego de haber hablado inicialmente de aproximadamente 1,5 puntos porcentuales, según consignó El Most...

15.01.2020

 En 2017, Codelco lanzó la licitación internacional para la planta, que tenía una inversión estimada en torno a 1.000 millones de dólares."En esta etapa intermedia entre la adjudicación y la firma, se identificaron oportunidades de ajustes al proyect...

Please reload